Alas de Isis

 

Su nombre viene de la Diosa Reina egipcia Isis, representada con brazos alados simbolizando a ‘La Madre Protectora’ guardiana de niños y parturientas y guiadora de difuntos, pues, según cuenta la mitología egipcia, salva a Osiris de ser asesinado por su hermano Set por el gran amor incondicional de la diosa hacia él. Después de varios rituales, queda convertida en un milano y reanima con sus alas a Osiris, queda embarazada y da a luz a Horus. Se puede apreciar sobre el trono del faraón, simbolizando así la protección del faraón y el pueblo egipcio. Isis es una diosa fuerte y poderosa, brinda mucho conocimiento y astucia. Tiene carácter firme, sabe lo que quiere y cómo conseguirlo; dicen que ‘su corazón es más rebelde que una infinidad de humanos, más inteligente que una infinidad de dioses y más hábil que una infinidad de espíritus’

Es uno de los elementos más vistosos de la danza oriental moderna, formando parte de las danzas fantasía. Su origen como elemento de baile es algo incierto, aunque algunos papiros egipcios indican que las mujeres, en rituales a la Diosa, portaban pedazos de tela en las manos asemejando las alas desplegadas de protección y de fertilidad, pero claro, a la llegada del cristianismo, estos rituales fueron desapareciendo.

Ya en la danza moderna, dicen que fue Loie Fuller quien introdujo un elemento parecido a las alas de Isis, pero sin plisado, más bien utilizando grandes cantidades de seda como falda con varas que tomaba con las manos para realizar movimientos espectaculares combinados con luminarias en la llamada danza de luz. También se tienen registros de antecesores a las alas utilizados por Lydia Lange ‘Ameta’ en 1903.

Hoy en día son dos telas semicirculares plisadas a partir de su centro y unidas por una tira que pasa por el cuello, pudiendo ir anudadas alrededor de este o no. Se suelen hacer de lamé para que la tela forme movimientos que den la sensación de ligereza, aunque se les tiene que aplicar mucha fuerza y mucha agilidad para dar la impresión de que el elemento no pesa nada sino que, por el contrario, flota.
Se suelen utilizar en coreografías rápidas y llenas de desplazamientos y giros.