Conceptos Básicos de la Biomecánica

 

El conocimiento profundo de la anatomía y el entrenamiento físico son esenciales para el desarrollo de cualquier disciplina corporal, por ejemplo la danza y los deportes.

Nos basaremos en la elongación como fundamento de toda la actividad física.

La práctica rutinaria de los ejercicios conduce a la concientización y a la optimización del cuerpo de profesionales de la danza, de deportistas e incluso de sedentarios.

El uso del cuerpo con malas posturas pone en riesgo la salud a largo plazo, pudiendo causar lesiones que resultan muy complejas de superar y en algunos casos hasta dejando secuelas irreversibles.

Cada movimiento articular del cuerpo humano implica simultáneamente la elongación de una parte y la contracción de la opuesta. Los especialistas han localizado más importantes los músculos de elongación ante un movimiento que aquellos que se contraen, para desarrollar un trabajo corporal metódico. Básicamente, lo que sucede es que se liberan las articulaciones, permitiendo progresos rápidos y duraderos.

La ejecución de los ejercicios propuestos en esta metodología no sólo requiere del conocimiento anatómico y la concientización corporal que se logra con la práctica cotidiana. A la hora de realizar los ejercicios las posturas consignadas deben mantenerse por lo menos durante 10 segundos, el esfuerzo debe ser continuo, sumamente lento y sin presiones externas al accionar de cada individuo, pues cada uno debe respetar sus propias posibilidades y limitaciones, controlando la energía motriz. Es responsabilidad de cada uno aprender a reconocer las señales que emita su cuerpo silenciosamente y así minimizar el riesgo a lesiones. En caso de experimentar un temblor muscular a la hora de exigir una postura no habitual, no se debe extender esta de manera abusiva. Para lograr resultados habrá que armarse de paciencia, en ninguna tarea de trabajo corporal existen los atajos, aunque el resultado muchas veces se torne lento y pareciera que no hay progresos, la perseverancia develara sorpresivamente la capacidad de realizar aquellas poses y  movimientos que alguna vez parecieron imposibles de ejecutar.

En cuanto al bailarín, cuyo objetivo es expresar el arte a través de una técnica determinada, el método de trabajo propuesto por la biomecánica ha demostrado ser muy provechoso. Una vez concientizada la lógica de la biomecánica, el cuerpo se libera y la mente puede desentenderse de las exigencias técnicas para afrontar enteramente su tarea artística. Mientras mayor sea el conocimiento y dominio que se tenga del propio cuerpo para mejorar las posturas y los movimientos, mayor será el bienestar físico y psíquico del ser humano.