LA DANZA DEL VIENTRE

El nombre de danza del vientre se empieza a utilizar por los europeos de XIX. Acuñaron el nombre a partir de los movimientos de cadera (inexistentes en las danzas europeas) de una bailarina argelina que se presento en el Festival Internacional de Chicago en 1880.

 

En los países árabes esta danza se conoce como Raqs Sharqi, que significa literalmente Danza Oriental. A pesar de contener movimientos del folklor egipcio, incorporar algunas danzas típicas del golfo pérsico y el norte de África, e incluso, danzas de Turquía e Irán (a pesar de no ser países árabes tuvieron mucha influencia en la danza del vientre), no es parte del grupo de danzas folklóricas árabes, ya que cuenta con movimientos de danza clásica y contemporánea, con grandes desplazamientos, vueltas y movimientos para todas partes del cuerpo, aparte de los de cadera.

 

 El folklor, por otro lado, es una danza que representa las costumbres, tradiciones, ritos y cultura de un país; enriquecidos con diferentes matices según su historia, religión, ubicación geográfica, clima, etcétera. Esto ayuda a comprender, como cada uno de los 22 países árabes tiene su propio folklor y estilos de danza. Teniendo en cuenta la importante presencia religiosa en medio oriente, se puede comprender por qué la danza del vientre no es una danza folklórica.

Aparte de la danza del vientre y las danzas folklóricas, existe también el Raqs Baladi, que significa Danza del Pueblo. Esta danza es una danza más elemental, prácticamente sin desplazamiento y con movimientos de cadera predominantes. Casi todas las mujeres árabes bailan Raqs Baladi; lo aprenden desde niñas y bailan en reuniones familiares o como entretenimiento personal, pero pocas se atreven a llevarlo a la práctica profesional.