Raqs Iskandarini.

 

Danza ejecutada con melaya laff, manto negro de nylon o seda con el que las mujeres egipcias se cubren el cuerpo al salir a la calle. Melaya significa ‘manto’ y laff ‘envuelto’.

La tradición de utilizar la melaya nace en el s. XIX por cuestiones religiosas; todas las mujeres, independientemente de su condición social, vestían la melaya para salir de su casa como signo de respeto y dignidad, enrollándola de cabeza a pies. Hoy en día se ha descuidado su uso, pero las mujeres baladi lo siguen utilizando. (La mujer baladi es aquella mujer ‘del pueblo’, que no vive en la ciudad y generalmente proviene de estratos sociales bajos. Lucha por el respeto y el honor de su hogar y el de sí misma, que, aunque vistas inferiores por los altos sectores sociales, vive orgullosa de quien es, manteniendo sus principios y su familia sobre todo lo demás. No tiene nada que ver con su cultura, pues muchos hombres y mujeres baladi son muy cultos y muy respetables, aunque no vivan dentro de la ciudad ni cuenten con grandes sumas de dinero.)

Es una danza que es más bien una representación que ingenió Mahmoud Reda, al observar el comportamiento de algunas mujeres de Alejandría, que salían a los puertos a coquetearles a marinos. De esta costumbre, nace un personaje entre las calles egipcias: la mujer melaya. Esta demuestra su rebeldía cubriéndose con el manto igual que todas, pero híper-ceñido al cuerpo, provocando rebeldía, desafío y seducción.

Posteriormente, Mahmoud Reda la lleva al escenario exagerando en todo al personaje. La hace inculta, graciosa, atrevida, voluptuosa, sufrida y astuta, lista para provocar a los hombres, burlando las leyes de la sociedad. Es importante recalcar que Mahmoud Reda, nunca le quitó lo “dama” a la mujer baladi con la representación de la melaya, eso ya pasó muchísimo después y se debe tener mucho cuidado para no caer en lo vulgar al momento de interpretar el Iskandarini, pues no es una danza vulgar, es una danza graciosa, coqueta y provocativa, pero no vulgar.

Una de las mejores intérpretes de Iskandarini fue Fifi Abdou, seguida de muchas bailarinas de la Troupe Reda, quienes llevaron el Iskandarini a Hollywood.

En las representaciones de la Troupe siempre se puede ver el tema portuario típico de Alejandría. Las mujeres están vestidas como mujeres baladi, con vestidos ligeramente cortos y de colores, adornados con unos cuantos colguijes en la cadera y los hombros, muchos holanes y el cabello decorado con flores, obviamente, utilizan la melaya bordada por la orilla con monedas o lentejuelón para taparse y destaparse continuamente y a veces, un rectángulo de tela que les cubre media cara o el cabello. Los hombres están vestidos como los típicos marinos, camiseta, botas, pantalones anchos y gorro marinero.

Se han incluido muchas cosas al Iskandarini, es difícil saber cuáles son fieles a las mujeres de Alejandría, como los zapatos floreados de tacón que se van sacando en la interpretación, el mascar chicle y jugar con él, usar tobilleras de oro en señal de compromiso y otros ademanes que se hacen hoy en día.

La música utilizada en el Iskandarini son ritmos rapidos y ágiles, como el laff, el maqsoum sarie y el baladi popular. Son generalmente acompañados por cantos alegres, algunos relatan historias y otros simplemente hacen cantos graciosos. A veces, la bailarina canta también canciones o solo menciona frases chuscas y alegres.