Danza con Abanicos

 

La danza con abanicos no es árabe pero ahora se encuentra en el raqs sharqi a menudo por las fusiones que hay con otras danzas.

Provienen en general de china, pero también los encontramos en danzas españolas, de Europa del este y latinas; dependiendo de los abanicos, tiene su propia historia. Lo más común de ver en el raqs sharqi es ver abanicos en fusiones flamencas, abanicos de plumas y abanicos con un velo de seda.

En China se conocen los abanicos desde hace más de 3,000 años y era conocido como shanhan. Eran grandes y se colocaban en los carruajes tirado por caballos. Luego se convirtió en un abanico largo hecho de seda y/o plumas.

En lugares como Grecia y Egipto se encontraron murales y estatuas con abanicos. Hoy día usamos abanicos que se cierran y estos fueron inventados en Japón. Los abanicos son muy coquetos y femeninos. El abanico eran una manera de comunicarse sin hablar y hasta partes de las artes marciales.

En muchos países los abanicos fueron incorporados en bailes. La danza con abanicos coreanos y chinos son muy hermosos y populares, aunque también se usan en algunos bailes mexicanos, en el flamenco, en danzas gitanas y en bailes de salón en Europa de la era Victoriana.

Abanicos simples.

Es más común encontrarlos en fusiones flamencas que juegan con las intervenciones españolas y latinas, como abanicarse, cubrirse la cara, la boca, cerrarlos y dar pequeños golpecitos con estos en el cuerpo.

Antes, cuando las mujeres eran acompañadas por chaperonas a los bailes y estas tenían o buscaban pretendiente, no podían comunicarse con otros, así que se inventaron todo un lenguaje con los abanicos, era así como las mujeres se comunicaban con otros hombres y mujeres sin tener la necesidad de hablar. Un ejemplo de este dialecto es el siguiente:

* Si la dama se abanica sobre el pecho lentamente, significa: "Soy soltera, no tengo novio"
* Si mueve el abanico en movimientos cortos y rápidos sobre su pecho: "Estoy comprometida o tengo novio, sigue tu camino”
* Si abre y cierra el abanico y lo pone en su mejilla, le indica al joven: "Me gustas"
* Si coloca el abanico en su sien y mira hacia arriba: "Pienso en ti de noche y día"
* Si sospecha que su amado le es infiel o lo ve hablando con otra joven, se toca la punta de la nariz con el abanico, indicándole: "Algo no me huele bien”
* Si camina impaciente de lado a lado golpeando la palma de su mano con el abanico: "Ten cuidado, cariñito, por ahí viene la chaperona”
* Si abre y cierra el abanico y señala hacia el jardín: "Espérame allí mi amor”
* Finalmente, si mira al joven sugestivamente cubriéndose la boca con el abanico, significa que le está enviando un beso, y obviamente, el joven sabe que él es el escogido.

Abanicos con plumas.

Se utilizan en el bellydance burlesque, hechos con enormes plumas de avestruz del color que prefieran. Son muy elegantes y hay bailarinas que los utilizan enormes. Sirven únicamente para lucirlos en el escenario, creando un misticismo al cubrir y descubrir partes del cuerpo, enmarcando los movimientos que realiza la bailarina. Es una danza fantasía muy espectacular sobretodo en grupo asemejando los cabarets de los años 20 en Estados Unidos y Francia.

Abanicos con velo de seda.

Son los más vistosos y requieren de una técnica propia. Son una base de abanico que abre hasta 180° que se extienden en un velo de seda de la medida a gusto de la bailarina. Requieren de mucha fuerza y delicadeza para su ejecución, pues al igual que un velo de seda, puedes sesgar la tela o no aplicar suficiente fuerza para crear los efectos en la tela. Se recomienda que la base esté hecha de madera ligera, para que al moverlos, la madera haga una pequeña ondulación que guíe a la seda, de lo contrario, puede ser que se rompan del esfuerzo o que no tengan la caída correspondiente.

Estos aunque son meramente chinos, se les ven en el raqs sharqi ahora como elemento para entradas con el laff, suplentes de las alas de isis o del velo. También en canciones lentas y tranquilas sin llegar a ser taqsim, pero que dan lugar a sensaciones etéreas, o en canciones fusión flamencas.

No hay que olvidar que son una danza fantasía en el bellydance, por lo que es válido explorar el vasto campo musical para estos.